La pseudociencia vuelve a tomar la ciudad de Cartagena

15 de octubre de 2019

Una vez más, y es un caso recurrente con “El Batel”, desde la Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia volvemos a expresar nuestro contundente rechazo a que una administración pública como el Ayuntamiento de Cartagena (de quien depende este Auditorio y Palacio de Congresos) ceda uno de los espacios más significativos de la ciudad portuaria para la celebración de jornadas que pueden servir para divulgar terapias pseudocientíficas con la confusión y el peligro que eso puede crear en personas enfermas y vulnerables.

En esta ocasión, se trata del evento que el “Enric Corbera Institute” ha organizado en el Auditorio y Palacio de Congresos El Batel titulado ‘Un Curso de Milagros’ (sic) que impartirá el propio Enric Corbera. El taller está programado para el 26 de octubre.

La Bioneuroemoción que predica Enric Corbera es, en palabras de la Organización Médico Colegial de España, una secta derivada de la “Nueva Medicina Germánica” que postula que todo suceso adverso de nuestras vidas (incluyendo la enfermedad) es una expresión del inconsciente a través del cuerpo que nos muestra claramente cuál es el conflicto que vive en su interior y que pide una solución. 

La Bioneuroemoción es una pseudoterapia que ha hecho dejar o no iniciar muchos tratamientos oncológicos a pacientes con posibilidades de curación con la medicina actual. También ha creado falsas expectativas a pacientes que no responden a las terapias oncológicas.

Como toda pseudoterapia supone innumerables riesgos, a los que hay que añadir el peligro intrínseco que entraña hacer sentir a los pacientes culpables de sus enfermedades.

El Batel se convierte así, lamentablemente, en un polo de atracción de pseudoterapias, como ya ocurrió en 2018 con el congreso que bajo el nombre aparente de ‘Congreso Solidario de Empoderamiento, Reconocimiento y Valoración de la Mujer’ escondió la difusión de prácticas de nula validez médica y científica.

Como en ocasiones anteriores, desde ADCMurcia alertamos del peligro que supone que el Ayuntamiento de Cartagena, ceda sus instalaciones, dando de este modo apoyo tácito al mismo. 

Los organismos públicos tienen la obligación ética, moral y hasta jurídica (art. 43 de nuestra Constitución) de proteger la salud de los ciudadanos, obligación que evidentemente se incumple al ceder un espacio para que se difunda este tipo de propaganda.

Confiamos en que el Ayuntamiento de Cartagena, una vez conocido el contenido de estas jornadas y las poco rigurosas teorías que defiende la organización del evento, no ceda el Auditorio y Palacio de Congresos ‘El Batel’ para que se lleven a cabo.

 

 

NOTA: En el Artículo aparecido en el Diario La Verdad el 15 de octubre de 2019, se citan correctamente las declaraciones recogidas. En referencia al evento anterior que se realizó en El Batel donde se trataron pseudoterapias y preguntando por los fines solidarios de aquel evento, preguntamos por el destino de aquel dinero. No obstante, desde ADCMurcia somos conscientes que la organización de aquel evento no es la misma que la del evento que está previsto para el día 26 de octubre.

Share

Comentarios

Puedes ser el primero en comentar, anímate

Trackbacks

Este artículo no tiene trackbacks

Añade un comentario